El Kinebiomagnetismo aúna la kinesiología, el biomagnetismo (impactación de imanes), las sales de Schüsler… y diferentes técnicas de tratamiento que ayuda a regular tu sistema linfático, tu sistema hormonal y el pH de tu cuerpo.

La Kinesiología (Test Arm Reduction)

Se utiliza como elemento de diagnóstico y tratamiento. A través de una serie de preguntas conseguimos una respuesta en el cuerpo que nos lo presentará como una reacción muscular en forma de contracción de uno de los miembros observados.

Par Biomagnético

Es una técnica que utiliza los imanes para restablecer el equilibrio de pH dentro del cuerpo.

Pide tu Sesión personalizada

¿Te puede ayudar a?

  • Regular disfunciones de tus sistemas corporales.
  • Eliminar tus trastornos: producidos por patógenos y memoria de vacunas a través de regular tu pH.
  • Que borres las memorias de estrés o heridas de emociones negativas.
  • Conocer las geopatías que pueden estar afectando a tu bienestar.
  • A la toma de decisiones en tu vida, a través del borrado de antiguos bloqueos.
  • Conocer el origen de tus dolencias.

«Busca el origen de tus trastornos»

Marisa 53 años: Dependencia del clan familiar

Me pareció una terapia realmente interesante y completa, combinar los movimientos musculares y los imanes para rastrear y sanar es algo mágico.
Saca a la luz información y emociones muy profundas de una misma. Es determinante estar receptiva y abierta, ya que el resultado depende de ello.

Marina es una excelente profesional, domina la técnica a la perfección y es absolutamente respetuosa contigo. Ella solo llega hasta donde tú se lo permites.

A raíz de la primera terapia donde salió a flor de piel un sinfín de emociones, noté como empezaban a sanar traumas y bloqueos que tenía desde niña, que habían condicionado mi vida y mis relaciones. Fue como abrir una puerta, dolorosa y liberadora.

                                               "Ahora estoy en pleno proceso de cambio"

Inma 50 años: Problemas aparato digestivo y en el hígado asociado a una antigua cándida y estrés hace más de 10 años

La terapia me ha parecido una gran herramienta que te permite llegar al origen Biológico-Físico-Emocional del problema para enfrentarlo.

He recibido tratamiento presencial y a distancia, en ambos casos ha sido muy efectivo.

Ahora me siento más en calma, he mejorado mi estado de ánimo y aunque sigo cuidando mi alimentación mi hígado está más tranquilo y puedo comer más alimentos sin consecuencias, hasta se me ha olvidado que todo esto ha condicionado mi vida durante años

                       "Antes pensaba como una persona enferma ahora como una persona libre"

Isabel 55 años: Herpes Zoster

Después de unos días de mal estar general y algo de fiebre me salieron unas erupciones en el costado sobre la cadera. Al acudir al dermatólogo me dijo que era Herpes Zoster. Así que decidí no tomar los antivirales y a acudir a Marina, confieso que algo escéptica pero con mente abierta y obediente.

La dermatóloga me indicó que me duraría como mínimo 4 meses, con el tratamiento de imanes en 4 días ya se había secado y en 30 días desaparecieron por completo (ahora quedan solo unas manchitas)

El dolor, el cansancio y la fiebre desaparecieron en 8 días. Me ayudó a curarme el herpes es algo palpable no de cabeza o impresiones.

                                                             "Confiaba en ella y su trabajo."